Sistema Turístico


Figura 1

Figura 2

Figura 3


TEORÍA DE SISTEMAS Y TURÍSMO

La Teoría General de Sistemas (TGS) se presenta a grandes rasgos como “una forma sistémica y científica de aproximación y representación de la realidad y, al mismo tiempo, como una orientación hacia una práctica estimulante para formas de trabajo transdisciplinarias” [1]. La teoría de sistemas, entendida como aplicable para todo tipo de ciencias, se caracteriza por la concepción de un todo compuesto por diversos elementos de manera integrada, en donde se destacan las relaciones que entre estos se establecen y los conjuntos que en función a estas se originan. Dicha teoría fue propuesta por el biólogo Ludwig Von Bertalanffy (1901-1972), el cual plantea en esa instancia, que la TGS debía constituirse en un mecanismo de integración entre las ciencias naturales y las sociales y ser al mismo tiempo un instrumento básico para la formación y preparación de científicos [2].

Dentro de todas las disciplinas y ciencias que conciben su objeto de estudio a través de la perspectiva holística/ sistémica/ integradora, se encuentra el turismo, entendido como un sistema exponiendo la definición propuesta por el Instituto Mexicano de Investigaciones Turísticas (IMIT): “conjunto definible de relaciones, servicios e instalaciones que interactúan cooperativamente para realizar las funciones que promueven, favorecen y mantienen la afluencia y estancia temporal de los habitantes” (OSORIO) [3]. Al igual que la Geografía concibe el espacio geográfico como un conjunto de diversos elementos interrelacionados y dinámicos, el Turismo presenta una estructura orgánica de los distintos elementos conformantes del mencionado sistema.

Para la representación del “Sistema Turístico”, diversos autores han propuesto en distintas épocas, diversos modelos para ello, en función a la determinación de ciertos elementos interrelacionados, conformantes del mencionado Sistema. Primero, antes de proceder a la exposición de los sistemas asociados a los autores seleccionados, se considera pertinente establecer la relación entre los modelos utilizados para la representación de los sistemas y su aplicación al caso del Turismo.

Los modelos existentes utilizados para el objetivo mencionado, son planteados por Osorio, los cuales son el Modelo Mecánico, el Modelo Orgánico y el Modelo Procesal. A continuación se expone sobre los dos primeros dada su aplicación al Sistema Turístico. El primero (fundamentado en la física), se estima pertinente, dada la concepción de individuos y grupos que se encuentran en un equilibrio de fuerzas (centrípeta y centrífuga), los cuales se unen por atracción mutua o se separan por repulsión. Se asocia como principal factor de cambio de carácter endógeno. Este se asocia a la idea de regiones atrayentes y regiones que expulsan turismo, para lo cual se considera válida la concepción desde la física.

El segundo modelo, el Orgánico, concibe el sistema desde la biología, en cual establece sistemas sociales abiertos que se interrelacionan con el entorno, desde donde se reciben constantes estímulos de información, los cuales podrían llegar a modificar la estructura del Sistema. Los elementos del sistema tienen comportamientos como organismos (cooperación entre las partes) y, como conglomerados ecológicos (competencia por la supervivencia). A pesar de los constantes cambios en el sistema, este tiende a mantenerse estable [4].

Ver Figura 1

A la concepción de fuerzas endógenas y exógenas que intervienen y alteran la estructura del Sistema, se pueden asociar las relaciones multiescalares, que ligan espacios desde lo local hasta lo global: “La funcionalidad obedecía a un patrón “orgánico” espontáneo, cuya dinámica presenta una tendencia centrífuga de constante expansión hacia nuevos espacios, hacia nuevas áreas geográficas, como resultado de una inercia de ímpetu o de fomento, inducido a través de los esfuerzos de autoridades nacionales o de desarrolladores turísticos de gran escala” [5].

A grandes rasgos es posible presentar los elementos fundamentales conformantes del Sistema Turístico que son planteados por la OMT:

Sistema Turístico [6]:

  1. Demanda: Conjunto de Consumidores- o posibles consumidores- de bienes y servicios turísticos.
  2. Oferta: Conjunto de productos, servicios y organizaciones involucradas activamente en la experiencia turística.
  3. Espacio Geográfico: Base física donde tiene lugar la conjunción o encuentro entre la oferta y la demanda y en donde se sitúa la población residente (la cual no es en sí misma un elemento turístico pero se considera un importante factor de cohesión o disgregación, según se la haya tenido en cuenta o no a la hora de planificar la actividad turística).
  4. Operadores de Mercado: Empresas y organismos cuya función principal es facilitar la interrelación entre la oferta y la demanda: agencias de viajes, compañías de transporte regular y organismos públicos y privados que intervienen en la ordenación y/o promoción del turismo.

Sobre la base de lo expuesto, re hace referencia al tratamiento del tema por autores asociados al Turismo.

Osorio desarrolla en “La Teoría de Sistemas aplicada al Turismo”, un recorrido por distintos autores y los modelos representativos propuestos por estos.

Se seleccionan dos de ellos por considerarse de pertinencia e interés por la propuesta que estos presentan. El primero de ellos es el planteado por Leiper, asociado a la concepción de regiones geográficas como elementos de interrelación en función a los desplazamientos de los turistas (elemento fundamental del modelo), y el modelo de Sistema Turístico propuesto por Boullón, en donde se plantea una concepción económica sobre la base de los conceptos de Oferta y Demanda dentro de un contexto geográfico, además de la participación de infraestructuras asociadas a la producción y la supra estructura o superestructura turística enfocada a controlar la eficiencia del sistema, vigilando el funcionamiento e interrelación de las partes [7].

SISTEMA DE LEIPER

El Sistema se fundamenta en tres elementos esenciales: Turistas (Actor principal), Elementos Geográficos (Regiones) y la Industria Turística (Involucramiento de empresas y negocios turísticos). Se plantea al Turista como el elemento fundamental en función a la concepción del Turismo como una actividad humana, social. Dentro de los elementos geográficos propuestos se encuentran la Región de Origen: La cual es considerada como mercado para la actividad turística, por ello es necesario el contactar, motivar y estimular a los posibles viajeros, además es allí en donde los mencionados posibles turistas realizan las actividades preparativas de un viaje. También se encuentra la Región de Destino: es en esta en donde se encuentra la esencia y componentes principales del turismo, además de las actividades y experiencias asociadas a este. Vale destacar la concepción del mercado turístico abarcando el origen y el destino, desarrollándose el proceso de “transacción” en distintos espacios que se interrelacionan, para lo cual es necesario el DESPLAZAMIENTO de los turistas.

Por último, se plantea el concepto de Región de Tránsito o Ruta: Intertanto entre la Región de Origen y la de Destino, puede ser considerado como un periodo de tiempo o una ruta en el territorio, o una combinación de ambos.

Ya conociendo la definición se supra estructura que plantea Boullón, es posible hacer mención su existencia dentro del Sistema de Leiper, pero de manera implícita, asociada a aquellos organismos reguladores, así como también de las infraestructuras, en función a su utilización para los desplazamientos como así también de las asociadas a la estadía y alojamiento de los turistas en la región de destino (alojamiento, restaurantes, comercio, etc.).

Ver Figura 2

SISTEMA TURÍSTICO PROPUESTO POR BOULLÓN

Roberto Boullón hace alusión a la trama de relaciones características del funcionamiento del turismo, las cuales conforman un sistema [8].Este concibe el sistema turístico desde los conceptos económicos, denominándose el modelo “Oferta-Demanda”, asociado a un turismo de carácter comercial, como el bien plantea.

Ver Figura 3

OFERTA: Bienes y servicios efectivamente colocados en el mercado. Servicios turísticos (cafés, suvenir, artesanías (esencia de bien)).

DEMANDA: Bienes y servicios solicitados efectivamente por los consumidores.

DEMANDA POTENCIAL: Bienes y servicios que podrían ser solicitados por los consumidores.

PRODUCTO: Servicios, experiencias y productos que dan satisfacción a los consumidores a cambio de un precio (Oferta).

PLANTA TURÍSTICA: Subsistema que elabora los servicios que se venden a los turistas , los cuales son administrados por la actividad pública o privada que se dedican a prestar los servicios turísticos básicos.

- Equipamiento: Alojamiento, Alimentación, Esparcimiento, Otros servicios (agencias de viajes, Información, Guías, Comercio, Cambios de moneda, etc.)

- Instalaciones: De agua y playa (Marinas, Espigones, Muelles, Palapas, quinchos, ramadas, Carpas, etc.), De montaña (Miradores, Circuitos de senderos, Refugios, Funiculares, etc.), y Generales (Piscinas, Vestuarios, Juegos Infantiles, Golf, etc.).

Atractivos Turísticos: MATERIA PRIMA DE LA PLANTA TURÍSTICA. Sitios Naturales, Museos y manifestaciones culturales históricas, Folklores, Realizaciones técnicas, científicas o artísticas contemporáneas, Acontecimientos programados, etc.

Infraestructura:Dotación de bienes y servicios con que cuenta un país para sostener sus estructuras sociales y productivas” [9], dicta las condiciones (generalmente proporcionadas por el Estado, excepto en enclaves), transporte (aire, tierra, agua), educación, comunicaciones, sanidad, energía, agua, residuos.

SUPRAESTRUCTURA: Ya algo se ha esbozado en relación a esta, Boullón la plantea como un “subsistema superior que regula todo el sistema” [10]. Comprende organismos especializados (públicos y privados), encargados de optimizar y modificar, cuando fuere necesaria cada una de sus partes, así como también de armonizar sus relaciones para facilitar la producción y venta de los múltiples y dispares servicios que componen el producto turístico.

PATRIMONIO TURÍSTICO

Integración de: Infraestructura, facilidades turísticas, atractivos y supraestructura.

[1] ARNOLD M. Introducción a los conceptos básicos de la Teoría General de Sistemas. [En línea] Cinta de Moebio No.3. Abril de 1998. Depto. De Antropología, Facultad de Ciencias Sociales. Universidad de Chile. 11 p. Disponible en la World Wide Web: http://rehue.csociales.uchile.cl/publicaciones/moebio/03/frames45.htm

[2] Ibídem. P. 1

[3] OSORIO M. La teoría de sistemas aplicado al turismo. [En línea] Rev. Pensando Turismo. Noviembre, 2005. ISSN: 1688 4280. [Consultado 22-08-2009] Disponible en la World Wide Web: http://pensandoturismo.com/template.php?archivo=osorio.htm

[4] Ibídem

[5] Ibídem

[6] El Sistema Turístico. [En línea]. P. 9. [Consultado 21-08-2009]. Disponible en la World Wide Web: http://www.scribd.com/doc/7373546/El-Sistema-Turistico

[7] BOULLÓN R. Planificación del Espacio Turístico. Edit. Trillas, México. 1991. 246 p. p. 32. ISBN: ISBN: 968-24-4608-2

[8] Ibídem. P. 31

[9] Ibídem. P. 47

[10] Ibídem. P. 50

2 comentarios:

Margarita dijo...

Muy buena tu sintesis, me ha servido mucho ahora que trabajo en mi tesis. Gracias

Margarita dijo...

muy buena tu sintesis, me ha servido mucho ahora que estoy trabajando en mi tesis. Gracias

Publicar un comentario en la entrada